HIGIENIZAR SUPERFICIES: 4 CLAVES DE EXPERTOS DEL SECTOR.

A pesar de que han pasado varios meses desde la aparición del virus de la COVID-19 y la amplia cobertura mediática de la emergencia, aún hay una gran desinformación sobre cómo limpiar eficazmente e higienizar los entornos en los que vivimos y trabajamos.

AQUÍ ESTÁN ALGUNOS DE LOS FALSOS MITOS, ADEMÁS DE NUESTRO CONSEJO SOBRE CÓMO HIGIENIZAR TU LUGAR DE TRABAJO.

Aquí abajo desarrollamos los temas explorados en nuestro artículo “Limpieza, desinfección e higienización de suelos… durante el tiempo de la COVID-19”.

  1. limpiar un suelo no es lo mismo que DESINFECTARLO.

El sistema de salud italiano ha declarado que el único método actualmente reconocido de matar el virus de la COVID-19 y consecuentemente higienizar las superficies eficazmente es el uso de soluciones compuestas por:

  • al menos 1% de cloro

  • 0.1% de peróxido de hidrógeno

  • al menos 70% de ALCOHOL

Debería especificarse que los productos con base de alcohol, aunque son adecuados para el lavado de manos, no son compatibles con equipamiento para la limpieza de suelos, por ejemplo las fregadoras, porque sus vapores son explosivos. Esto también aplica a los productos de limpieza que contienen peróxido de hidrógeno.

Los únicos productos de limpieza reconocidos para utilizar con una fregadora para la higienización de suelos son por lo tanto los basados en soluciones de cloro.

Otros detergentes no han sido probados en cuanto a su capacidad de matar el virus y por lo tanto no se reconocen actualmente como eficaces.

  1. el virus no permanece suspendido en el aire sino depositado en el suelo o en objetos.

El coronavirus se esparce a través de partículas de saliva que normalmente llegan al aire al hablar, estornudar o toser. Estas partículas no permanecen suspendidas en el aire, en su lugar se posan en diferentes superficies incluido el suelo, que por su amplia área es más probable que caigan. Pulverizar productos químicos en el aire no es por lo tanto eficaz y además podría crear problemas para cualquiera que respirara estas sustancias suspendidas en el aire.

  1. PARA HIGIENIZAR UN ENTORNO DE LA COVID-19, RECOMENDAMOS LIMPIAR LOS SUELOS CON TANTA FRECUENCIA COMO SEA POSIBLE.

Para llevar a cabo una higienización eficaz es necesario primero limpiar con un producto químico que elimine los aceites y grasas del suelo, especialmente en entornos de fabricación. Una vez que se ha eliminado la primera capa del suelo, es posible entonces higienizar con un desinfectante aprobado. La frecuencia con la que esta operación debería llevarse a cabo puede ser difícil de establecer con una regla general, sin embargo, vale la pena recordar que cualquier área de suelo con una puerta a un entorno exterior (donde la gente o los objetos pueden portar el virus) puede resultar un punto de entrada al virus. Por tanto, la higienización completa debería ser más frecuente en áreaa de alto tráfico.

Usar una fregadora para llevar a cabo la higienización puede ahorrar tiempo, especialmente para limpiar grandes áreas. Además, las fregadoras Eureka con DoseMatic® también permiten una rápida sustitución del tanque de productos químicos alojado en la máquina. Esto permite una transición fluida entre fases de limpieza, en vez de malgastar solución desengrasante (requerida en la primera fase), la botella de producto químico se puede simplemente sustituir con un producto desinfectante (para la segunda fase).

Como se indica en la página oficial del Ministerio de Sanidad Italiano, en la actualidad no hay evidencia de que el ozono realice la función de esterilización contra el coronavirus y consecuentemente de que proteja contra la infección. Lo mismo puede decirse del vapor. Al contrario, la forma más efectiva de higienizar los entornos en los que vivimos es limpiar primero todas las superficies, incluyendo suelos, con agua y jabón, u otro producto que elimine la suciedad y la grasa, y entonces desinfectar con una solución al 0,1% basada en cloro activo. (citando "Covid-19 e fake news: le nuove bufale smentite dal ministero").

  1. NO ABUSAR DEL ALCOHOL O DE ESPRAYS DE CLORO EN LOS MUEBLES.

Las encimeras y los muebles se pueden limpiar con una botella de espray que aplique alcohol o productos basados en cloro en una superficie. Sin embargo, no se puede abusar del uso de estos productos, ya que si no se usan apropiadamente pueden dañar estas superficies.