Cómo limpiar el suelo del almacén

La limpieza de los almacenes industriales es extremadamente importante. Si se lleva a cabo siguiendo un plan de mantenimiento estructurado y con las herramientas correctas pude aportar numerosos beneficios.

Es posible entender mucho acerca de una empresa al tan solo observar de cerca sus almacenes o instalaciones de producción. La manera en que el espacio interno es manejado, la cantidad y tipo de productos que son movidos a diario y la importancia dada a la seguridad… las actividades que tienen lugar en estos espacios son un indicador interesante de la salud general de la compañía.

Traducido en lenguaje comercial, mostrar a proveedores y clientes, un almacén limpio, bien organizado, representa una oportunidad excelente para empezar un dialogo positivo y desarrollar una colaboración.

  • ¿Están los materiales correctamente almacenados en los espacios designados?, ¿se puede acceder fácilmente a los productos, con los materiales que se mueven con más frecuencia ubicados cercanos a las áreas de preparación y embargo? Bien, esto significa que la empresa ha fomentado la eficiencia de sus procesos.
  • ¿Los empleados actúan con la seguridad en mente, usando equipo de protección personal cuando es necesario? ¿Tienen todas las herramientas claves necesarias para llevar acabo su trabajo? ¡Perfecto!, objetivos compartidos y prácticas operativas han sido claramente definidas entre los que preparan las áreas operativas y los que trabajan en ella.
  • ¿Están limpias las estanterías del almacén y el área de alrededor del suelo? ¿El suelo del almacén se barre y se friega regularmente? ¡Mejor aún!, esto significa que una empresa también se ocupa de los detalles.

Algunos detalles claves para mantener un almacén y una estación de trabajo limpia y en orden:

Minimización del riesgo

  • Prevención de accidentes en el lugar de trabajo. Un ambiente organizado y limpio trae consigo menos riesgos. Evita golpes con materiales no marcados y fuera de lugar, tropiezos, resbalones  y caídas, así como también todos los accidentes que causen heridas, muchas veces serias.  Por otro lado, un ambiente que está siempre limpio y en orden permite a los operadores moverse en el lugar de trabajo con mayor seguridad y rapidez. El resultado es reducción en accidentes e incremento en el bienestar de los empleados y la productividad.
  • Prevención de que los productos se vuelquen. Estantes polvorientos, manchas de aceite en el suelo, objetos apilados unos sobre otros de forma desordenada, todo contribuye a crear espacios con riesgo de accidentes. Todo lo que se necesita es un mal movimiento y el riesgo de que las herramientas o los productos terminados caigan al suelo se vuelve realidad.

Protección de la calidad de los productos 

Los almacenes y laboratorios sin mantenimiento, especialmente en el sector alimentario, son atractivos para los insectos, roedores y otros animales. En este contexto, éstos encuentran cosas para comer, y rincones para esconderse. Por tanto, traen consigo enfermedades y suciedad, sin mencionar que dañan los productos y la infraestructura del almacén. Incluso sin formular una hipótesis tan drástica, la ausencia de una limpieza regular da lugar a una acumulación de suciedad y al amarilleo de las superficies. Estos daños son más que suficiente cuando hablamos de productos destinados a la venta.

En ambientes limpios, los bienes son preservados mejor y duran más.  

Salud, optimización y sentido de pertenencia.

  • Minimizando pandemias de gripe. Cada año en el registro de asistencia, la gripe o las enfermedades estacionales representan el mayor porcentaje de ausencias. Los virus y las bacterias se esparcen rápidamente si no se llevan a cabo una limpieza apropiada, incrementando notablemente el riesgo de infección y las dificultades consecuentes: el estado de malestar de los que se enferman, los retrasos en la producción y entrega debido al reducido número de empleados...
  • Productividad y rotación de empleados. Nadie encuentra motivador trabajar en espacio sucio, que es antihigiénico o poco hospitalario. El desánimo que se siente por el deterioro de las instalaciones y la negligencia en la limpieza disminuye rápidamente el rendimiento de los empleados y hace que aumente el número de empleados que abandonan la empresa.

¿Cómo limpiar un almacén industrial?

Finalmente, aquí se encuentran algunas sugerencias de cómo limpiar efectivamente las instalaciones industriales y el depósito del inventario.

  1. Organizar un horario compartido de limpieza
    Una de las reglas más importantes para mantener aseado el lugar de producción, almacenes u otro tipo de espacio de trabajo es con un plan de limpieza diario, semanal, mensual y extraordinario. En plantas con grandes superficies de suelo la suciedad se acumula rápidamente. Programar turnos del personal de limpieza, o la implementación de la limpieza por zonas de trabajo por parte de los empleados, asegura que se mantengan buenos estándares de higiene.
  2. Crear una check-list de limpieza
    La creación de una lista de tareas es una práctica que ayudará a mantener estándares de limpieza alineados en toda la empresa, y compartir el enfoque de la limpieza garantiza que al final del turno, o durante una entrega, no surjan frustraciones o malentendidos sobre quién debe hacer qué. Un check-list es útil también para verificar que cada actividad haya sido completada dentro del plazo previsto. Lo mismo ocurre con los productos y herramientas que deben ser fácilmente accesibles para las personas encargadas de las operaciones de limpieza, un inventario de estos artículos asegura que estén siempre disponibles y puedan ser reordenados con antelación.
  3. Proporcionar un área específica y conveniente para todas las herramientas y máquinas de limpieza necesarias para llevar a cabo las operaciones de forma segura, rápida y eficiente.
    A menudo es el empleado el primero en sentir la necesidad de mantener su espacio de trabajo en orden y sentirse responsable en caso de un accidente. Por ejemplo, una bebida derramada, o un parche de aceite debido a una máquina defectuosa, requiere que se tomen medidas inmediatas. Tanto para este tipo de limpieza como para aquella al final de un turno, crear una colaboración entre colegas para completar la tarea en cuestión no debería ser difícil, siempre que estén dispuestos a hacerlo. Debería estar claro para los empleados donde se encuentran las herramientas de limpieza y como se usan adecuadamente. El almacenamiento de la limpieza debe ser de fácil acceso, organizado y bien abastecido. Las máquinas de limpieza de suelos deberían ser eficientes, y sobre todo, fáciles de usar. Este equipo no debería crear confusión a nadie que lo use, ni siquiera en un contexto ad hoc. Esta característica fundamental de una máquina de limpieza es lo que marca la diferencia en la motivación de un empleado para intervenir; una máquina fácil de manejar es un gran incentivo para tomar la iniciativa.

Eureka se especializa en el diseño y producción de maquinaria de limpieza de suelos. Con más de 35 años de experiencia, hemos construido máquinas adaptadas para cada contexto, corporativo y no-corporativo, y nuestras máquinas son igualmente apreciadas en estructuras logísticas e instalaciones de producción.

Las fregadoras y barredoras industriales de Eureka son eficientes, seguras y ergonómicas.

Eureka ha creado la línea M (mecánica) para responder a la necesidad de que una máquina limpiadora de suelos debería ser una máquina que cualquiera pueda usar sin necesidad de horas de entrenamiento. La facilidad de uso viene de la mano con el involucramiento del empleado de manera diaria y en limpiezas extraordinarias. La línea M de fregadoras de suelos mantiene la electrónica al mínimo, de la misma manera mantienen la activación de las funciones primarias mediante simples botones y palancas sencillas, por lo que su operación es muy intuitiva.

Las siguientes máquinas son parte de la línea M – Mecánica y están disponibles en versiones Base M y Trac M: